martes, 9 de julio de 2013

ANÁLISIS LUMIA 925

Nada más echar un vistazo al terminal, lo primero que llama la atención es el chasis que utiliza. Los bordes ahora son de aluminio y la carcasa trasera de policarbonato. Una tendencia por la que vienen apostando otras compañías como Apple con su iPhone y HTC en su One (que son íntegramente de aluminio), o el Galaxy S4 de Samsung, cuyos bordes también están fabricados con este material. El Lumia 925 tiene, además, un rasgo distintivo: la parte trasera termina ligeramente en curva, lo que facilita su manejabilidad.

El tamaño de la pantalla es exactamente igual que el de su antecesor, el 920. Es decir, de 4,5 pulgadas. Pero el nuevo dispositivo es más pequeño, al haber recortado el tamaño de la carcasa que lo rodea. Por otra parte, la resolución es de 1280x768 píxeles con una densidad de 334 píxeles por pulgada AMOLED Gorilla Glass II (el 920 es LCD Gorilla Glass). En Teknautas lo hemos probado y lo que más nos ha llamado la atención al utilizarlo es la calidad del detalle de la imagen. Realmente sorprendente.

También es más fino y ligero, algo que no era muy complicado de lograr debido a las dimensiones del 920: se nota nada más sujetarlo. En el borde lateral derecho encontramos el botón de volumen, el de la cámara y el de bloqueo y desbloqueo. Por su parte, arriba está el conector microUSB, la salida de auriculares y la tarjeta SIM.

A diferencia de su antecesor, el 925 gasta una pantalla táctil súper sensitiva. Después de ponerlo a prueba, lo cierto es que obtuvimos muy buenos resultados. La capacidad de respuesta es excelente, pero también lo es en el 920, por lo que, con los dos terminales en la mano, hemos de reconocer que resulta difícil distinguir cuál se comporta mejor.

Muchos cambios por fuera, pocos por dentro

Si bien el nuevo dispositivo se ha desmarcado de su antecesor en lo que se refiere al aspecto y algunas características técnicas, por dentro prácticamente es lo mismo. La cámara trasera del 925 tiene los mismos 8,7 megapíxeles y tecnología Pure View. La lente también es una Carl Zeiss que está ubicada en el centro del cuerpo del dispositivo. Esto no es lo normal, ya que la mayoría de fabricantes apuesta por colocarla en el borde de la carcasa. De la gamapremium, el que más se le parece en ese sentido es el HTC One.

Entre otras funciones, el teléfono dispone de la tecnología Smart Camera que dispara 10 imágenes de golpe y te permite escoger las que más te gusten. Esta característica la tienen también otros dispositivos, como por ejemplo el HTC One o el Galaxy S4 con su función Best Photo. También cuenta con Touch Focus,estabilizador de imagen, sensor de imagen con retroiluminación y geoetiquetado.

Llega el turno de la batería, que al igual que el 920 también es de 2.000 mAh. Esto, en la práctica, se traduce por 12 horas de tiempo máximo en conversación. El procesador es un Qualcomm Snapdragon S4 de doble núcleo a 1,5 GHz. Además, dispone de 1 GB de memoria RAM y 16 GB de memoria interna.

Al igual que el Lumia 920, el 925 utiliza el sistema operativo Windows Phone. La interfaz de usuario es idéntica, al igual que su funcionamiento, por lo que los usuarios acostumbrados a esta plataforma no notarán ninguna diferencia. Ahora solo falta ver si el dispositivo logra convencer al mercado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Vuestros comentarios siempre son útiles para todos los lectores, deja tu comentario para poner tu granito de arena. Si nos sigues en Twitter o Facebook veras todas las ofertas que lanzamos todos los días.