lunes, 30 de noviembre de 2015

Elegir el teléfono móvil que realmente necesitas


El concepto de smartphone y apps vino a revolucionar el mundo de la telefonía móvil hace apenas ocho años. Desde entonces, el ritmo de renovación se ha acelerado debido al incremento de prestaciones y funcionalidades que incluyen los nuevos terminales. 

Pero no siempre es necesario tener todo lo último en el bolsillo. De hecho, es mucho más importante tener un móvil que haga bien lo que uno realmente necesita. Claro que no resulta nada fácil encontrar el equipo óptimo entre el océano de modelos disponibles. 

Veamos cuáles son los puntos claves a tener en cuenta antes de elegir teléfono móvil. Antes de continuar, hay que conocer las diferencias entre los diversos sistemas operativos. Tenemos el dominador Android con más del 85% de los dispositivos en España, después está el iOS del iPhone, que levanta pasiones y odios a partes iguales.

En la cola encontramos a Windows, que intenta arañar cuota, y más con su nuevo Windows 10; y finalmente, aunque ya casi desaparecido, a Blackberry. Android e iOS cuentan con la fuerza de unas tiendas de apps amplias y diversas. 

La del iPhone ofrece normalmente un poco más de calidad y variedad, mientras que Android dispone de mayor cantidad gratuitas pero con publicidad. Windows es muy visual y compatible con los ordenadores con Windows, pero aún carece de un catálogo tan potente. 

Para la mayoría de la gente el tamaño de la pantalla es la primera característica a tener en cuenta. Las pantallas grandes ofrecen mayor resolución y legibilidad, y son más fáciles de manejar, aunque requieran de las dos manos. Pon atención a la densidad de píxeles (ppp) y la fluidez de refresco. La cámara suele ser la segunda prestación más importante. 

Más megapíxeles no siempre significan más calidad, solo mayor tamaño de ampliación con detalle. A cambio, cada vez más marcas ponen atención en la calidad de la óptica o en el uso de estabilizadores de imagen. Si la fotografía o el vídeo son valores importantes, entonces conviene fijarse en comparativas dedicadas. La gran olvidada de los fabricantes es la batería. 

La mayoría ofrecen una autonomía de al menos un día, pero pocas lo superan con holgura. Dependiendo del nivel de actividad diaria, igual conviene sacrificar alguna prestación por un modelo con una batería de más capacidad. Como alternativa, cada vez más dispositivos ofrecen carga rápida capaz de proporcionar varias horas de vida extra con solo unos minutos enchufado. La opción de batería extraíble es cada vez más escasa, al menos en la gama alta que siempre busca destacar por su diseño y delgadez. 

Para terminar, conviene huir de los equipos con solo 8, y a veces 16 GB, de almacenamiento. La posibilidad de ampliar mediante tarjetas microSD es válida para fotos, vídeos y música, pero no para apps, ya que ralentiza el funcionamiento, y eso cuando se pueden instalar. 

Metiéndonos mas a fondo en en tecnológica nos encontramos con los procesadores. Los hay de varias marcas y modelos, pero son un auténtico lío para el común de los mortales, así que toca estar atentos a los análisis más actuales. Como novedad, los modelos con escáner dactilar aportan un extra de seguridad y rapidez en el acceso al contenido, así que es más que recomendable.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Vuestros comentarios siempre son útiles para todos los lectores, deja tu comentario para poner tu granito de arena. Si nos sigues en Twitter o Facebook veras todas las ofertas que lanzamos todos los días.