jueves, 26 de mayo de 2016

Convierte la cámara del móvil en un microscopio

Estos pequeños adhesivos convierten la cámara del móvil en un microscopio


El uso de lentes y objetivos adicionales que se pueden acoplar al teléfono móvil existen desde hace tiempo. Contribuyen a que la cámara del smartphone sea todavía más versátil y más capaz de lo que ya es “de serie”, pero la incomodidad de cargar con ellos y de colocarlos no han contribuido a que sea un accesorio muy popular. Eso a pesar de que la del móvil es la cámara más utilizada para cada vez más personas, cuando no la única.

Las lentes Blips parten del mismo principio que las objetivos intercambiables para la cámara del teléfono móvil, pero aborda el planteamiento desde otra óptica: en lugar de un costoso y aparatoso conjunto de objetivos, las lentes Blips son dos pequeños adhesivos que recuerdan más bien a un par de tiritas o dos tiras de papel celo. Se quitan y se ponen delante de la cámara simplemente pegadas con la banda adhesiva.


Cada una de las dos lentes tiene una función. La Blips Micro convierte el móvil o la tablet en un microscopio con la capacidad de discernir detalles de menos de 4 micras. Suficiente para distinguir células, ver microorganismos y apreciar diminutos detalles en objetos y organismos. El factor de ampliación final depende de la cámara del móvil, pero es posible conseguir una ampliación ×100, según la gente de Blips.

La otra lente, llamada Blips Macro, alcanza un factor de ampliación menor (hasta ×10) y está pensada para hacer macrofotografía; esto es, para fotografiar objetos muy de cerca idealmente en un tamaño 1:1 o a escala real. La lente Blips Macro permite tomar fotografías a 1,2 cm de distancia.

Cada una de las lentes tiene apenas un milímetro de grosor y un diámetro muy parecido al del objetivo habitual de la cámara de cualquier móvil. Ambas lentes se guardan en un estuche del mismo tamaño y parecido grosor del que tiene una tarjeta de crédito, lo que facilita llevarlas incluso en la cartera.

Las lentes Blips están diseñadas para funcionar con cualquier móvil, por lo que el resultado final, la calidad de imagen obtenida y la capacidad de ampliación dependerá mucho del teléfono utilizado. Se pueden utilizar directamente a pulso y usando la app de la cámara del teléfono y también se puede optar por el uso de una app específica y de un soporte con iluminación. Como sucede con los microscopios “de verdad”, la lente Blips Micro necesita mucha luz para proporcionar buenos resultados.

Las lentes Blips cuestan unos 20 euros y su disponibilidad está prevista para este verano, durante el mes de agosto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Vuestros comentarios siempre son útiles para todos los lectores, deja tu comentario para poner tu granito de arena. Si nos sigues en Twitter o Facebook veras todas las ofertas que lanzamos todos los días.