miércoles, 15 de junio de 2016

¿COMO HACER UN BUEN SELFIE?

El selfie es el tipo de fotografía que desde hace algunos años está de moda; mira que hay diferentes posibilidades a nuestro alcance para inmortalizar un recuerdo con un smartphone que tenga una buena cámara, y lo que nos encanta es activar la cámara interior para sacar ese momento que consideramos irrepetible.
Eso sí, no menospreciemos este estilo, porque puedes hacerte un selfie y que este sea mucho más original, expresivo y emocionante que cualquier salvapantallas que nos hayamos descargado en nuestro ordenador. Pero, ¿cómo conseguir el selfie perfecto? Tal es la cantidad de “autofotos” que se hacen todos los días, más de un millón, que no parece una tarea fácil llegar a destacar entre tanto selfie…
Si cuentas con una buena cámara trasera, algo que ya está al alcance de todos los Xperia X (ofrecen 13 megapíxeles en su cámara para selfies), solo necesitas algunos tips sencillos para hacer que tus fotos pasen al siguiente nivel, incluso si te gusta poner morritos. Simplemente hay que saber cómo explotar las posibilidades de tu cámara.

Consejos para hacerte el mejor selfie del mundo

Lo primero es tener claro que eso del “perfil bueno” no es una broma; no sabríamos decirte muy bien por qué, pero la realidad es que dependiendo desde dónde te tomes la foto, tu cara puede verse totalmente distinta. Ten muy en cuenta el ángulo desde el que haces la foto. Lo mejor es probar unos cuantos y ver dónde quedas mejor (y luego ya quedarse con la pose, claro).
Una vez tengamos claro donde vamos a colocar nuestro smartphone, tenemos que ver cómo influye la luz en esa posición. Si puedes aprovechar la luz natural, mejor, y si estás de noche aprovecha las opciones de las cámaras, como la alta sensibilidad ISO en el caso de que la tenga; con la serie Xperia X podrás hacerlo en un toque. De esta forma podrás solucionar la ausencia de luz y conseguir buenos selfies nocturnos.
Ojo, conseguir el mejor selfie requiere calma y paciencia. Es decir, que si te da vergüenza ponerte a probar tomas o quieres hacerte el selfie mientras viene un tigre hacia ti, seguramente no te salga (aunque en este segundo caso te compensa). Tener teléfonos con los que poder cambiar rápidamente entre las cámaras es una ventaja.
Otro aspecto importante es el encuadre. Los clásicos juegos de quién se queda fuera de la foto cuando salís varios, por ejemplo. O el debate que se produce entre si salir tú al completo o sacar el paisaje del fondo, porque sin un palo de selfie siempre hay que tomar una decisión.
Una vez hecha la foto (ojito con la pose) toca el último paso: la edición. La elección del filtro, los retoques, texturas, brillo y mejoras automáticas deben ser la guinda para tu selfie perfecto. Una vez lo tengas claro, solo te queda publicar y, en caso de haber acertado, presumir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Vuestros comentarios siempre son útiles para todos los lectores, deja tu comentario para poner tu granito de arena. Si nos sigues en Twitter o Facebook veras todas las ofertas que lanzamos todos los días.